viernes, 17 de febrero de 2012

La costumbre de escuchar música

Hace muchos días, me encontraba leyendo un blog en inglés. No recuerdo exactamente cuál y no lo volví a encontrar. En el post que leí, se discutía un comentario sobre la sociedad actual que me pareció bastante curioso. Aparentemente el señor (el autor del post) ya tenía cierta edad;  por lo que entendí, durante su juventud o niñez solía escuchar música en familia dentro de su casa. Es decir, su familia tenía la costumbre de sentarse todos reunidos, poner un disco y escuchar.

Principalmente, el autor preguntaba ¿a dónde se ha ido esa bonita costumbre de escuchar la música como una actividad grupal, familiar o social? Mencionaba que ya nadie tenía esa costumbre: poner un disco para únicamente escuchar la música en familia.

Sobra decir que a muchos ya no nos tocó una época como tal. Incluso la idea de música + familia nos parece algo sumamente extraño. Las barreras generacionales en cuanto a gustos musicales se han hecho más importantes y eso hace difícil tal convivencia musical.

Haciendo a un lado el hecho de escuchar música en familia. El autor discutía y lamentaba el hecho de que hoy en día, la escucha de música se ha vuelto una actividad solitaria, o por lo menos individual. Esto es bastante evidente, sobre todo viendo la cantidad de reproductores portátiles de música digital que se venden. Hoy, especialmente para los jóvenes, la música es sinónimo de Ipod (o algún otro reproductor portátil); es decir, la música se tiene que escuchar de manera personal.


Yo pienso que el problema no se encuentra en el hecho de que la escucha de música dejó de ser una actividad social para volverse una actividad solitaria. El problema radica en algo más elemental: las generaciones van perdiendo la habilidad de verdareramente escuchar. Probablemente ésto es una consecuencia de "escuchar música" con los dispositivos portátiles. Estos permiten utilizar siempre los gustos personales sin tener que molestar a los demás; pero además, permiten acompañar con canciones todas las actividades personales en el día. Es decir, hoy en día, las personas difícilmente escuchan música como actividad específica, sino que solo la usan de fondo para realizar sus otras actividades.

Como el escuchar música no parece ser una actividad en sí, entonces ya no parece concebible ver a un grupo de amigos, reunidos en la sala, no haciendo nada más que escuchar un disco. Tal concepto parece incluso absurdo en la actualidad. La cruda verdad que nadie quiere aceptar, es que una costumbre de escuchar música prácticamente no existe en la vida cotidiana actual; lo que existe es la costumbre de hacer las actividades de la jornada con música de fondo. Y esa costumbre es tan fuerte, tan arraigada al espíritu humano de hoy, que todos juran que sin la música, no podrían vivir (aunque pocos escuchan).

Yo considero que cuando se escucha (en verdad) la música, se requiere  de total atención; por lo tanto, mientras se escucha, no debería haber alguna otra actividad que esté demandando la atención del cerebro. 

Lo curioso es que, por ejemplo, platicar con un amigo sería otra actividad que no me dejaría escuchar al 100% la música. Si yo me encuentro  reunido con un grupo de amigos y pongo un disco: ¿qué costumbre dominará? ¿mi costumbre de escuchar música o la costumbre de hacer algo, con música de fondo?

¡Vaya! Al fin y al cabo, parece que la costumbre de escuchar (de verdad) música hoy en día, tiene que ser una actividad solitaria.

6 comentarios:

  1. soy joven,y para mi escuchar musica es una sola actividad. no puedo escucharla y hacer otra cosa a la vez porque me abstrae. yo tambien creo ke la musica deberia escucharse , ya sea colectiva o individualmente, de manera independiente a cualquier otra actividad.Ademas, está comprobado que una vez que escuchas una canción mientras haces otra cosa , esa canción deja de parecerte bonita para pasar a parecerte normal. música siempre sólo música.

    ResponderEliminar
  2. Excelente... así comencé yo jejeje. Espero que ya hayas comenzado a explorar música clásica. Si no, entonces es buen momento. Tienes todas las de ganar, la música clásica es música absolutamente para escuchar. y quizá por eso es que no muchos la tragan. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. EN un sitio donde sólo se hace eso, escuchar música a excepción del conductor es en al coche, cuando voy en familia intentamos ponernos de acuerdo con los que nos gusta para hacer más ameno el viaje, y sí en es momento escucho con atención.
    Bueno a veces es difícil porque hay algún intransigente¡¡
    hemos llegado a ponermos de acuerdo en escuchar BSO de Disney¡¡¡ bueno que algunas están muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia.
      Es cierto, yo también aprovecho el tiempo en el que hago viajes para escuchar música con atención. Es un momento en el que no hay mucho más que hacer y resulta ideal.
      Jamás se me había ocurrido bandas sonoras de Disney para compartir gustos. Pero podría funcionar je je je.
      Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  4. HOLA! VAYA ME PARECE MUY SINGULAR EL TITULO DEL BLOG, ME DA GUSTO QUE ALGUIEN HAGA ALGUN ANALISIS SOBRE ESTO Y DEJAME DECIRTE QUE YO PARTICULARMENTE HE SIDO LLEVADA POR ESTA CORRIENTE, SIN EMBARGO HAY MOMENTOS EN QUE UNO SE DA CUENTA DE CUANDO PARAR, DESPUES DE TODO LA ELECCION ES DE UNO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, cinthy.

      ... y a mí me da gusto que a alguien le de gusto je je.

      Así es, el tema siempre me ha parecido interesante y mientras más información se obtiene, el tema se vuelve más interesante también; asi que espero que falte mucho para parar.

      Saludos.

      Eliminar